¿Qué es el equilibrio en la composición artistica?

Composición equilibrada en el cine

El equilibrio es uno de los principios básicos del buen diseño. Es un elemento de diseño importante porque, sin él, una composición parecerá poco atractiva. En el arte bidimensional, el equilibrio tiene que ver con la ponderación visual y no con el peso físico.

El equilibrio se define como una sensación de balance creada cuando el peso visual de los objetos dentro de una composición se distribuye uniformemente. La sensación de equilibrio visual se consigue cuando ningún aspecto del diseño puede dominar o parecer más pesado que otra sección de la misma composición.

La mejor manera de ilustrar el equilibrio de los componentes de un cuadro es visualizar una balanza o un balancín. Como puede ver, el equilibrio se establece mediante el juicio visual del observador y no mediante un proceso de pesaje físico. En este sentido, el equilibrio de una composición en 2D requiere una hábil distribución de sus componentes para que el espectador esté satisfecho de que la obra no esté a punto de volcarse.

El equilibrio horizontal se consigue cuando los componentes están equilibrados a la izquierda y a la derecha de un eje central. Se dice que están equilibrados verticalmente cuando están equilibrados por encima y por debajo. El equilibrio radial se define cuando los componentes se dispersan alrededor de un punto central o salen de una línea central.

Equilibrio en el diseño

Equilibrio en la composiciónConseguir el equilibrio en una obra de arte es esencial. Aunque la mayoría de la gente tiene un sentido innato del equilibrio cuando se trata de la composición pictórica, intentar crear o fijar el equilibrio en un diseño requiere conocimientos y habilidades. Hace poco leí una entrada en el blog de B&H photo en la que el autor afirmaba que «no hay nada malo en una toma desequilibrada, a menos que tu objetivo sea el equilibrio». Estoy totalmente en desacuerdo. Un artista maestro se esforzará continuamente por encontrar el equilibrio en su trabajo y crear intencionadamente un dibujo, una pintura o una fotografía desequilibrada no tiene ningún sentido. Después de todo, ¿por qué un artista se esforzaría por crear un arte malo y una composición fallida? Una forma sencilla de analizar el equilibrio en una obra de arte es tomar cualquier fotografía, pasar una línea vertical y horizontal por el centro encontrando el punto medio o pivote y sopesar los distintos elementos que lo rodean. Una obra de arte bien equilibrada mostrará una agradable distribución de todos los componentes en torno al eje central. En el cuadro de abajo, de Johannes Vermeer, llamado «La alcahueta», fíjate en cómo todos los elementos están equilibrados en torno a la división central: La mano derecha de la mujer actúa como pivote alrededor de todos los demás elementos del cuadro.

Lee más  Dia mundial del fisioterapeuta

Arte de las proporciones

El equilibrio es uno de los elementos de la composición más fáciles de ver, y pronto descubrirás si tu inclinación natural es hacia una composición perfectamente equilibrada o simétrica o hacia una desequilibrada y asimétrica. No es que una sea mejor que la otra, pero la que elijas como componente subyacente de tu composición tiene un impacto en la sensación general del cuadro terminado. La simétrica tiende a ser más tranquila y la asimétrica más viva.

Usamos el famoso cuadro de la Mona Lisa para ilustrar el papel del equilibrio en una pintura, porque aunque es una composición equilibrada en su mayor parte, la posición de la figura está ligeramente descentrada o desequilibrada.

El rostro en un retrato suele ser el punto focal, y este cuadro no es una excepción. Vemos la cara de frente, y se crea un equilibrio ya que vemos cantidades iguales de la cara a ambos lados de la nariz (si la cara hubiera estado en ángulo, veríamos más de un lado de la cara que del otro). Sin embargo, si trazamos una línea por el centro de la cara, nos daremos cuenta de que no está situada en el centro del lienzo, sino un poco a la izquierda. Así que el equilibrio se ha perdido un poco, aunque si no se mira con atención es difícil saber exactamente por qué. Pero la composición hace que el rostro se asome fuera del cuadro hacia el espectador, lo que le da más impacto.

Fotografía de composición equilibrada

Es posible que escuches el término composición para referirse a cualquier pieza musical, escrita, pictórica o escultórica, pero en las artes visuales se utiliza específicamente para hablar de la disposición de los elementos dentro de una obra de arte. Dominar la composición es esencial para cualquier artista, pero a menudo se olvida la importancia de esta habilidad. Una mala composición puede afectar a toda la obra de arte, por lo que es necesaria una planificación cuidadosa o un gran sentido de la intuición a la hora de poner el pincel en el lienzo.

Lee más  ¿Cómo hacer crecer la cola más rápido?

La composición es la forma en que se combinan o disponen los diferentes elementos de una obra de arte. El artista tiene total libertad a la hora de elegir la composición de su obra. Los elementos pueden estar agrupados en el centro del lienzo o la fotografía, o repartidos por las esquinas de la obra. También puede haber un solo tema que domine toda la obra. A lo largo de los siglos, las diferentes escuelas de pensamiento han tenido diversos enfoques de la composición en el arte. Lo que hoy es habitual habría sido inaudito en otra época.