Nombre de los huesos de los pies

Anatomía del tobillo

¿Prefieres un video? Siéntese, relájese y disfrute! ¡Ahorre tiempo y estudie con el video de arriba lleno de animaciones, visuales y trucos para recordar todo lo que se discute a continuación! No se pierda los otros videos de EZmed que la gente está usando para hacer la medicina más fácil! ¡Haz clic abajo para verlos, y únete para ahorrar tiempo y ayudarte a estudiar!

¡Enséñame! ¡Aprende rápidamente este tema o un tema propio con una sesión de tutoría personal en línea! Recibirás información de alto rendimiento, imágenes, guías de estudio y trucos para recordarlo todo. ¡Su sesión no terminará hasta que entienda completamente el tema!

IntroducciónExisten 7 huesos del tarso en el pie: calcáneo, astrágalo, navicular, cuboide, cuneiforme medial, cuneiforme intermedio y cuneiforme lateral. Por definición, los huesos del tarso tienen la función de articularse con la tibia y el peroné en su parte proximal y con los metatarsianos en su parte distal para formar la articulación del tobillo, el retropié y el mediopié.En este post de EZmed, se te proporcionará una sencilla mnemotecnia para recordar los nombres de los huesos del tarso, similar a la del blog de EZmed con la mnemotecnia de los huesos del carpo. También aprenderás la anatomía, la ubicación y la forma de cada hueso del tarso utilizando diagramas etiquetados del pie.Entender la anatomía del hueso del tarso puede ayudarte a leer imágenes radiológicas como las radiografías del pie y del tobillo, así como a realizar exámenes físicos completos del pie. ¡Empecemos!

Anatomía del pie

El pie (plural: pies) es una estructura anatómica que se encuentra en muchos vertebrados. Es la parte terminal de una extremidad que soporta el peso y permite la locomoción. En muchos animales con pies, el pie es un órgano separado [aclaración necesaria] en la parte terminal de la pata formado por uno o más segmentos o huesos, que generalmente incluye garras o uñas.

Lee más  Imagenes de fascitis plantar

La palabra «pie», en el sentido de «parte terminal de la pata de un animal vertebrado», proviene del inglés antiguo fot «pie», del protogermánico *fot (fuente también del frisón antiguo fot, sajón antiguo fot, nórdico antiguo fotr, danés fod, sueco fot, holandés voet, alto alemán antiguo fuoz, alemán Fuß, gótico fotus «pie»), de la raíz PIE *ped- «pie»[1].

El pie humano es una estructura mecánica fuerte y compleja que contiene 26 huesos, 33 articulaciones (20 de las cuales se articulan activamente) y más de un centenar de músculos, tendones y ligamentos[2] Las articulaciones del pie son el tobillo y la articulación subastragalina y las articulaciones interfalángicas del pie. En un estudio antropométrico realizado sobre 1197 varones caucásicos adultos de Norteamérica (con una edad media de 35,5 años) se observó que la longitud del pie de un hombre era de 26,3 cm con una desviación estándar de 1,2 cm[3].

Músculos del pie

-CALCÁNEO. Es el hueso más grande del pie y el que da forma a nuestro talón. Está preparado para distribuir las presiones, ya que es el primero en recibir el impacto cuando se produce la pisada. Por eso está recubierto de una gruesa capa de grasa que actúa como amortiguador. En la parte inferior tiene una tuberosidad donde se encuentra la fascia plantar.

-ASTRAGALO. Es el segundo hueso más grande del pie y está situado justo encima del calcáneo. El astrágalo encaja con la tibia y el peroné para formar la articulación del tobillo, que nos permite plantarflexionar (bajar la punta del pie) o dorsiflexionar (subir la punta del pie).

Lee más  ¿Qué hace una fisioterapia?

FUNCIÓN PRINCIPAL: La articulación subastragalina permite a nuestros pies realizar movimientos de pronación (el pie entra) o supinación (el pie sale), además de estabilizar y distribuir las presiones al dar y soportar el paso.

-ESCAFOIDES O NAVICULAR. Se articula en su parte posterior con el astrágalo, en la parte lateral con el cuboides, y en su cara anterior con las 3 cuñas. En su parte medial se inserta un tendón muy importante llamado tibial posterior.

Nombre de los huesos

Guía del paciente sobre la anatomía del pieInstalado en: Pie y tobillo | Publicado el: 06 July, 2020Las estructuras importantes del pie pueden dividirse en varias categorías. Estas incluyen Huesos y articulaciones, Ligamentos y tendones, Músculos, Nervios y Vasos sanguíneos.

El esqueleto del pie comienza con el astrágalo, o hueso del tobillo, que forma parte de la articulación del tobillo. Los dos huesos de la parte inferior de la pierna, la tibia grande y el peroné más pequeño, se unen en la articulación del tobillo.

Los dos huesos que componen la parte posterior del pie (a veces denominada pie trasero) son el astrágalo y el calcáneo, o hueso del talón. El astrágalo está unido al calcáneo en la articulación subastragalina. La articulación del tobillo permite que el pie se doble hacia arriba y hacia abajo. La articulación subastragalina permite que el pie se balancee de un lado a otro.

En la parte inferior del pie, desde el tobillo, hay un conjunto de cinco huesos denominados huesos del tarso que trabajan juntos como un grupo. Hay múltiples articulaciones entre los huesos del tarso. Cuando los músculos del pie y de la pierna tuercen el pie en una dirección, estos huesos se bloquean y forman una estructura muy rígida. Cuando se giran en la dirección opuesta, se desbloquean y permiten que el pie se adapte a cualquier superficie con la que esté en contacto.

Lee más  Ondas de choque fisioterapia