Musculos de la tibia

Cuerpo de la tibia

La distrofia muscular tibial es una enfermedad que afecta a los músculos de la parte delantera de la pierna. Los signos y síntomas de esta enfermedad suelen aparecer a partir de los 35 años. El primer signo suele ser la debilidad y el desgaste (atrofia) de un músculo de la parte inferior de la pierna llamado tibial anterior. Este músculo ayuda a controlar el movimiento ascendente y descendente del pie. La debilidad del músculo tibial anterior dificulta o imposibilita la marcha sobre los talones, pero no suele interferir significativamente en la marcha habitual.La debilidad muscular empeora muy lentamente en las personas con distrofia muscular tibial. Entre 10 y 20 años después de la aparición de los síntomas, puede aparecer debilidad en los músculos que ayudan a extender los dedos de los pies (extensores de los dedos largos). La debilidad de estos músculos dificulta la elevación de los dedos del pie al caminar, lo que se conoce como caída del pie. Más adelante, alrededor de un tercio de las personas con distrofia muscular tibial experimentan dificultades leves o moderadas para caminar debido a la debilidad de otros músculos de la pierna. Sin embargo, la mayoría de las personas afectadas siguen siendo capaces de caminar durante toda su vida.Un pequeño porcentaje de personas con distrofia muscular tibial tiene un patrón de signos y síntomas algo diferente a los descritos anteriormente. A partir de la infancia, estos individuos pueden presentar debilidad muscular generalizada, debilidad y atrofia de los músculos del muslo (cuádriceps) o de otros músculos de las piernas, y debilidad que afecta a los músculos de los brazos.

Hueso de la tibia

La rótula y el fémur crean la articulación patelofemoral. La rótula se asienta en un surco a lo largo de la parte delantera del fémur, y se desliza a través del surco cuando la rodilla se dobla y se endereza. Si la rótula no se desliza con suavidad en este surco del fémur por diversas razones, pueden producirse dolores y lesiones (véase más adelante).

Lee más  ¿Qué es bueno para aliviar el dolor de cadera?

La tibia y el peroné forman dos articulaciones, una en la parte exterior de la rodilla (la articulación tibiofibular proximal) y otra en el tobillo (la articulación tibiofibular distal). Estas articulaciones conectan los movimientos de la rodilla y el tobillo, y el peroné se desliza hacia delante y hacia atrás cuando la rodilla se dobla y se endereza.

Los cuádriceps son los músculos de la parte delantera del muslo. Este grupo muscular está compuesto por el vasto lateral (por fuera), el vasto medial (por dentro), el vasto intermedio (por debajo) y el recto femoral (por arriba). Las cuatro partes se conectan en un tendón que envuelve la rótula. Este tendón continúa por debajo de la rótula para conectarse con la tibia. Estos músculos extienden, o enderezan, la rodilla.

Los isquiotibiales son los músculos de la parte posterior del muslo. Este grupo muscular está compuesto por el bíceps femoral (exterior), el semimembranoso y el semitendinoso (interior). Los tres comienzan en un tendón común unido a la tuberosidad isquiática de la pelvis (huesos del asiento). El semimembranoso y el semitendinoso se conectan a la tibia en la parte interior de la pierna, y el bíceps femoral se conecta a la parte superior del peroné en la parte exterior de la pierna. Estos músculos flexionan, o doblan, la rodilla.

Tibia knochen

La parte inferior de la pierna se encuentra entre la rodilla y el tobillo. Hay muchos músculos situados en la parte inferior de la pierna, pero hay tres que son especialmente conocidos: el gastrocnemio y el sóleo, que son los músculos más potentes de la parte inferior de la pierna, y el tibial anterior.  El tendón de Aquiles también se encuentra en la parte inferior de la pierna.

Lee más  ¿Qué sigue después de la crioterapia?

La parte inferior de la pierna está formada por dos huesos largos y muy fuertes: el peroné y la tibia (espinilla). La tibia es más fuerte y prominente que el peroné. Está situada hacia la mitad de la pierna. El peroné, o hueso de la pantorrilla, es más pequeño y está situado en la parte exterior de la pierna.

La parte inferior de la pierna también alberga fibras nerviosas, como el nervio fibular superficial (o peroneo), el nervio fibular profundo (o peroneo) y el nervio tibial. El principal músculo de esta parte del cuerpo es el gastrocnemio, que da a la pantorrilla su característico aspecto abultado y muscular.

Las arterias tibial anterior, tibial posterior y fibular son las responsables del suministro de sangre a la parte inferior de la pierna. La parte inferior de la pierna representa una gran parte del peso corporal total de un individuo. Es una estructura esencial para cualquier actividad de soporte de peso, como caminar, estar de pie, correr o saltar.

Tuberosidad tibial

La tibia (/ˈtɪbiə/; pl. tibiae /ˈtɪbii/ o tibias), también conocida como espinilla o tibia, es el más grande, fuerte y anterior (frontal) de los dos huesos de la pierna por debajo de la rodilla en los vertebrados (el otro es el peroné, por detrás y por fuera de la tibia), y conecta la rodilla con los huesos del tobillo. La tibia se encuentra en el lado medial de la pierna, junto al peroné y más cerca del plano medio o línea central. La tibia está unida al peroné por la membrana interósea de la pierna, formando un tipo de articulación fibrosa llamada sindesmosis con muy poco movimiento. La tibia recibe el nombre de tibia acanalada. Es el segundo hueso más grande del cuerpo humano junto al fémur. Los huesos de la pierna son los huesos largos más fuertes, ya que soportan el resto del cuerpo.

Lee más  Donde se encuentra el musculo biceps

En la anatomía humana, la tibia es el segundo hueso más grande junto al fémur. Como en otros vertebrados, la tibia es uno de los dos huesos de la parte inferior de la pierna, el otro es el peroné, y es un componente de las articulaciones de la rodilla y el tobillo.

La tibia se considera un hueso largo y, como tal, está compuesta por una diáfisis y dos epífisis. La diáfisis es la sección media de la tibia, también conocida como eje o cuerpo. Mientras que las epífisis son las dos extremidades redondeadas del hueso; una superior (también conocida como superior o proximal) más cercana al muslo y una inferior (también conocida como inferior o distal) más cercana al pie. La tibia está más contraída en el tercio inferior y la extremidad distal es más pequeña que la proximal.