Huesos de la columna vertebral nombres

Tipos de vértebras

Las vértebras se dividen en tres grupos. Hay siete vértebras cervicales (llamadas C1 a C7), doce vértebras torácicas (llamadas T1 a T12) y cinco vértebras lumbares (llamadas L1 a L5).

Puedes utilizar una mnemotecnia relacionada con las comidas para recordarlas: imagina un desayuno crujiente a las 7 de la mañana (7 vértebras cervicales), un almuerzo sabroso a las 12 del mediodía (12 vértebras torácicas) y una cena ligera a las 5 de la tarde (5 vértebras lumbares).

Las dos primeras vértebras cervicales tienen nombres alternativos a C1 y C2. La C1 también se llama atlas. En la mitología griega, Atlas era un titán que sostenía el mundo entero sobre sus hombros. Al ser la primera vértebra de la columna, Atlas sostiene en cierto modo el cráneo. La C2 también se llama eje. El eje permite que tanto el cráneo como el atlas giren, de modo que la cabeza puede ser girada de lado a lado por los músculos del cuello.

Todas las vértebras, excepto la C1 y la C2, el atlas y el axis, tienen una parte sólida y redonda en su parte anterior llamada cuerpo de la vértebra. El cuerpo es lo que permite que las vértebras de la columna vertebral se apilen unas sobre otras, separadas por almohadillas de fibrocartílago llamadas discos intervertebrales. Cuanto más se desciende en la columna vertebral, más grandes son los cuerpos de las vértebras.

Nombres de los huesos

La anatomía de la columna vertebral es una notable combinación de huesos fuertes, ligamentos y tendones flexibles, grandes músculos y nervios muy sensibles. Está diseñada para ser increíblemente fuerte, protegiendo las raíces nerviosas altamente sensibles, y a la vez muy flexible, permitiendo la movilidad en muchos planos diferentes.

Lee más  ¿Cuántos grados de movimiento Traslatorio existen en la tecnica de Kaltenborn?

La mayoría de nosotros damos por sentada esta yuxtaposición de fuerza, estructura y flexibilidad en nuestra vida cotidiana, hasta que algo va mal. Una vez que tenemos dolor de espalda, nos sentimos impulsados a saber qué es lo que está mal y qué se necesita para aliviar el dolor y evitar que se repita.

Muchas de las intrincadas estructuras de la columna vertebral pueden provocar dolor, y éste puede concentrarse en el cuello o la espalda, y/o irradiarse a las extremidades o remitirse a otras partes del cuerpo. Por ejemplo:

Columna vertebral

La columna vertebral es una estructura muy compleja, tanto por su función como parte del esqueleto óseo como por las estructuras neurológicas fundamentales que la atraviesan. Esta sección está diseñada para ofrecer una breve guía de los aspectos anatómicos más importantes de la columna vertebral, tanto en la salud como en la enfermedad. Esto le permitirá comprender mejor algunos de los términos que se utilizan en otras partes de este sitio para describir diversas afecciones de la columna vertebral.

La columna vertebral está formada por las vértebras óseas, los discos, las articulaciones facetarias, los músculos y los ligamentos. En conjunto, estas estructuras cumplen una serie de funciones, entre las que se incluyen sostener la cabeza y el tronco, proporcionar una amplia gama de movimientos entre un extremo y otro de la columna vertebral, actuar como amortiguador y proteger los nervios que pasan por el centro de la misma.

La columna vertebral está dividida en 33 segmentos, 24 de los cuales son móviles. De arriba a abajo, la columna cervical es la parte de la columna vertebral que se encuentra en el cuello y está formada por 7 vértebras (C1 a C7). Las dos primeras vértebras cervicales tienen una forma muy especial que permite la mayor parte de la rotación de la cabeza (movimiento de lado a lado). Las 12 vértebras torácicas (T1 a T12) están contenidas en la caja torácica y cada vértebra se articula con una costilla. Estas son mucho menos móviles y esta estructura más rígida de la columna torácica proporciona el soporte necesario para los órganos vitales contenidos en el pecho (corazón y pulmones). La columna lumbar es el segmento menos móvil y se conoce comúnmente como la parte baja de la espalda. Tiene 5 vértebras (L1 a L5), y éstas son las vértebras más grandes de la columna vertebral, ya que son las que soportan la mayor carga. Por ello, la columna lumbar suele ser la zona que más se desgasta. La columna lumbar se articula con el sacro, que consta de 5 segmentos fusionados en una gran pieza de hueso. El sacro también forma la parte posterior de la pelvis. Por último, el cóccix o «cola» de nuestra columna vertebral está formado por 4 pequeños segmentos fusionados entre sí.

Lee más  ¿Cuáles son los beneficios de la fisioterapia?

Anatomía de la columna vertebral

La sección principal de este artículo puede ser demasiado corta para resumir adecuadamente los puntos clave. Por favor, considere la posibilidad de ampliar el lead para proporcionar una visión general accesible de todos los aspectos importantes del artículo. (Septiembre de 2019)

La columna vertebral, también conocida como espina dorsal o columna vertebral, forma parte del esqueleto axial. La columna vertebral es la característica que define a un vertebrado en el que la notocorda (una varilla flexible de composición uniforme) que se encuentra en todos los cordados ha sido sustituida por una serie segmentada de huesos: vértebras separadas por discos intervertebrales[1] Las vértebras individuales reciben un nombre según su región y posición, y pueden utilizarse como puntos de referencia anatómicos para guiar procedimientos como las punciones lumbares. La columna vertebral alberga el canal espinal, una cavidad que encierra y protege la médula espinal.

Hay unas 50.000 especies de animales que tienen columna vertebral[2] La columna vertebral humana es uno de los ejemplos más estudiados. La columna vertebral puede verse afectada por numerosas enfermedades, entre las que destacan la espina bífida y la escoliosis.