Hueso lateral y delgado de la pierna

Nombre del hueso que se articula con el extremo proximal de la tibia.

PeronéPosición del peroné en el cuerpo humano (mostrado en rojo)Sección transversal de la parte inferior de la pierna humana, mostrando el peroné en el centro (terminología latina)DetallesPronunciación/ˈfɪbjʊlə/[1][2]ArticulacionesArticulación tibiofibular superior e inferior

El peroné o hueso de la pantorrilla es un hueso de la pierna situado en la cara lateral de la tibia, a la que se conecta por arriba y por abajo. Es el más pequeño de los dos huesos y, en proporción a su longitud, el más delgado de todos los huesos largos. Su extremidad superior es pequeña, situada hacia la parte posterior de la cabeza de la tibia, por debajo de la articulación de la rodilla y excluida de la formación de esta articulación. Su extremidad inferior se inclina un poco hacia delante, de modo que se encuentra en un plano anterior al de la extremidad superior; se proyecta por debajo de la tibia y forma la parte lateral de la articulación del tobillo.

La irrigación sanguínea es importante para planificar la transferencia de tejido libre, ya que el peroné se utiliza habitualmente para reconstruir la mandíbula. El fémur es irrigado en su tercio medio por un gran vaso nutritivo procedente de la arteria fibular. También se perfunde desde su periostio, que recibe muchas ramas pequeñas de la arteria fibular. La cabeza proximal y la epífisis son abastecidas por una rama de la arteria tibial anterior. Al extraer el hueso, siempre se toma el tercio medio y se conservan los extremos (4 cm proximales y 6 cm distales)

Lee más  ¿Cuándo deja de avanzar la escoliosis?

Identifica los 2 huesos con los que se articula el peroné en el esqueleto.

Al igual que el miembro superior, el miembro inferior se divide en tres regiones. El muslo es la parte del miembro inferior situada entre la articulación de la cadera y la de la rodilla. La pierna es específicamente la región entre la articulación de la rodilla y la del tobillo. Distal al tobillo se encuentra el pie. La extremidad inferior contiene 30 huesos. Se trata del fémur, la rótula, la tibia, el peroné, los huesos del tarso, los huesos del metatarso y las falanges (véase [enlace]). El fémur es el único hueso del muslo. La rótula es la cabeza de la rodilla y se articula con el fémur distal. La tibia es el hueso más grande, que soporta el peso, situado en la parte medial de la pierna, y el peroné es el hueso delgado de la parte lateral de la pierna. Los huesos del pie se dividen en tres grupos. La parte posterior del pie está formada por un grupo de siete huesos, cada uno de los cuales se conoce como hueso del tarso, mientras que la parte media del pie contiene cinco huesos alargados, cada uno de los cuales es un hueso del metatarso. Los dedos contienen 14 huesos pequeños, cada uno de los cuales es un hueso de la falange del pie.

El fémur, o hueso del muslo, es el único hueso de la región del muslo ([enlace]). Es el hueso más largo y fuerte del cuerpo, y representa aproximadamente una cuarta parte de la altura total de una persona. El extremo redondeado y proximal es la cabeza del fémur, que se articula con el acetábulo del hueso de la cadera para formar la articulación de ésta. La fóvea capitis es una pequeña hendidura en el lado medial de la cabeza del fémur que sirve de lugar de unión para el ligamento de la cabeza del fémur. Este ligamento abarca el fémur y el acetábulo, pero es débil y proporciona poco apoyo a la articulación de la cadera. Sin embargo, lleva una importante arteria que abastece a la cabeza del fémur.

Lee más  Ejercicios para el dolor de rodilla

Huesos del tobillo

La tibia, o hueso de la espinilla, se extiende por la parte inferior de la pierna, articulándose proximalmente con el fémur y la rótula en la articulación de la rodilla, y distalmente con los huesos del tarso, para formar la articulación del tobillo. Es el principal hueso que soporta el peso de la parte inferior de la pierna.

Proximalmente, la cabeza del peroné se articula con el cóndilo lateral de la tibia, y el bíceps femoral se une a la cabeza del peroné. Al igual que la tibia, el eje del peroné es triangular y los músculos numerus intervienen en la extensión y flexión del pie. Estos músculos se originan en la superficie del peroné e incluyen el extensor digitorum longus, el sóleo y el flexor hallucis longus, entre otros.

Tarsales

IntroducciónUn sólido conocimiento de la anatomía es esencial para diagnosticar y tratar eficazmente a los pacientes con problemas de pie y tobillo. La anatomía es una hoja de ruta. La mayoría de las estructuras del pie son bastante superficiales y pueden palparse fácilmente. Las estructuras anatómicas (tendones, huesos, articulaciones, etc.) tienden a doler exactamente donde se lesionan o inflaman. Por lo tanto, un conocimiento básico de la anatomía superficial permite al clínico establecer rápidamente el diagnóstico o, al menos, reducir el diagnóstico diferencial. En el caso de las afecciones que requieren cirugía, es fundamental conocer en detalle la anatomía para garantizar que la intervención se realice de forma eficaz y sin dañar ninguna estructura importante. Con un buen conocimiento de la anatomía del pie, se hace evidente qué enfoques quirúrgicos pueden utilizarse para acceder a las distintas zonas del pie y el tobillo.Hay una variedad de estructuras anatómicas que conforman la anatomía del pie y el tobillo (Figura 1), incluidos los huesos, las articulaciones, los ligamentos, los músculos, los tendones y los nervios. Estas estructuras se revisarán en las secciones de este capítulo.

Lee más  El mal del tenista