Funciones de la columna vertebral

Médula espinal deutsch

La médula espinal es una estructura tubular larga y delgada, formada por tejido nervioso, que se extiende desde la médula oblonga en el tronco cerebral hasta la región lumbar de la columna vertebral. Encierra el canal central de la médula espinal, que contiene líquido cefalorraquídeo. El cerebro y la médula espinal forman juntos el sistema nervioso central (SNC). En los seres humanos, la médula espinal comienza en el hueso occipital, pasando por el foramen magnum y entrando en el canal espinal al principio de las vértebras cervicales. La médula espinal se extiende hasta entre la primera y la segunda vértebra lumbar, donde termina. La columna vertebral ósea que la rodea protege la médula espinal, que es relativamente más corta. Tiene una longitud de unos 45 cm en los hombres adultos y de unos 43 cm en las mujeres adultas. El diámetro de la médula espinal oscila entre 13 mm (1⁄2 pulg.) en las regiones cervical y lumbar y 6,4 mm (1⁄4 pulg.) en la zona torácica.

La médula espinal funciona principalmente en la transmisión de señales nerviosas de la corteza motora al cuerpo, y de las fibras aferentes de las neuronas sensoriales a la corteza sensorial. También es un centro de coordinación de muchos reflejos y contiene arcos reflejos que pueden controlar los reflejos de forma independiente[1]. También es la ubicación de grupos de interneuronas espinales que conforman los circuitos neuronales conocidos como generadores de patrones centrales. Estos circuitos son los responsables de controlar las instrucciones motoras de los movimientos rítmicos, como la marcha[2].

Lee más  Desgarro del menisco interno

Columna torácica

La columna vertebral está formada por hasta 24 huesos, llamados vértebras. Los ligamentos y los músculos unen estos huesos para formar la columna vertebral. La columna vertebral da forma y función al cuerpo y protege la médula espinal.

La columna vertebral constituye una de las partes más importantes del cuerpo porque le da estructura y soporte.    Sin ella, no podrías ponerte de pie, moverte libremente y ser flexible.    Además, la columna vertebral protege la médula espinal, formada por los nervios que conectan el cerebro con el cuerpo.    Así, te permite controlar tus movimientos. Sin la médula espinal, no podrías mover ninguna parte de tu cuerpo y tus órganos no podrían funcionar. Mantener la columna vertebral sana permite llevar una vida activa.    Conozca la anatomía de la columna vertebral, incluyendo:

La anatomía de la columna vertebral está formada por 24 huesos, llamados vértebras. Los ligamentos y los músculos conectan estos huesos entre sí para formar la columna vertebral. La columna vertebral da forma y función al cuerpo. Además, la columna vertebral sostiene y protege la médula espinal, que consiste en un haz de nervios que envía señales a otras partes del cuerpo. Los numerosos músculos que se conectan a la columna vertebral ayudan a mantener la postura erguida de la columna y a moverla.

Columna vertebral

La columna vertebral es una parte importante del cuerpo que proporciona apoyo y permite una movilidad adecuada. La columna vertebral es el núcleo de apoyo de nuestro cuerpo, mientras que la médula espinal sirve de puente entre el cerebro y el resto del cuerpo. Es posible que muchas personas sólo se fijen o presten atención a la columna vertebral a menos que haya un problema o un dolor. Comprender la anatomía de la columna vertebral y la médula espinal puede ayudarle a protegerse de posibles lesiones. Además, comprender las partes de la columna vertebral también puede ayudarle a entender de dónde puede provenir el dolor o las molestias.

Lee más  Bandera roja y amarilla

La columna vertebral es una de las estructuras más esenciales del cuerpo, que nos permite estar de pie, caminar y mantenernos erguidos. En primer lugar, la columna vertebral proporciona al cuerpo un soporte adecuado. El apoyo de la columna vertebral es esencial para varios movimientos y funciones corporales, como estar de pie y caminar, además de permitir movimientos flexibles, como doblarse y girar. Otra función de la columna vertebral es proteger la delicada médula espinal de posibles daños. La médula espinal es un conjunto de nervios que conectan el cerebro con el resto del cuerpo, permitiendo diversos movimientos y procesos. La médula espinal ayuda a que el cuerpo y los órganos internos funcionen correctamente. Una columna vertebral sana es un aspecto clave para llevar un estilo de vida saludable.

Columna lumbar

La columna lumbar es una parte de la espalda compuesta por cinco huesos llamados vértebras. Estos huesos ayudan a proporcionar movilidad y estabilidad a la espalda y a la columna vertebral y son un punto de unión para muchos músculos y ligamentos. Los problemas de la columna lumbar pueden causar dolor y limitación de movimiento en la espalda o las caderas.

En una columna vertebral normal y sana, las cinco vértebras lumbares se apilan unas sobre otras en una alineación centrada. Aunque todas las vértebras tienen aproximadamente la misma forma, las lumbares son las más grandes. Esto se debe a que soportan una mayor carga transmitida desde la parte superior de la cabeza hasta la parte baja de la columna vertebral.

Otra razón por la que los huesos lumbares son más grandes que las vértebras cervicales y torácicas es que deben ser grandes y fuertes para soportar los músculos y los huesos durante el movimiento. La zona lumbar de la columna vertebral es el centro físico del cuerpo. Esta zona es el centro de muchas actividades básicas, incluyendo el equilibrio y la generación de locomoción (caminar y correr, etc.) Las exigencias de la zona lumbar son grandes.

Lee más  ¿Qué ejercicios debo evitar si tengo hernia de disco?