Funcion de los huesos

Una de las funciones de los huesos es almacenar energía este tipo de energía es en forma de

El sistema esquelético es el sistema corporal compuesto por huesos, cartílagos, ligamentos y otros tejidos que realizan funciones esenciales para el cuerpo humano. El tejido óseo es un tejido conectivo duro y denso que forma la mayor parte del esqueleto adulto, la estructura de soporte interna del cuerpo. En las zonas del esqueleto donde los huesos enteros se mueven unos contra otros (por ejemplo, las articulaciones como el hombro o entre los huesos de la columna vertebral), los cartílagos, una forma semirrígida de tejido conectivo, proporcionan flexibilidad y superficies lisas para el movimiento. Además, los ligamentos, compuestos de tejido conjuntivo denso, rodean estas articulaciones y unen los elementos del esqueleto (un ligamento es el tejido conjuntivo denso que conecta los huesos con otros huesos). En conjunto, realizan las siguientes funciones:

Algunas funciones del sistema óseo son más fácilmente observables que otras. Cuando te mueves puedes sentir cómo tus huesos te sostienen, facilitan tu movimiento y protegen los órganos blandos de tu cuerpo. Al igual que las vigas de acero de un edificio proporcionan un andamiaje para soportar su peso, los huesos y cartílagos de tu sistema óseo componen el andamiaje que soporta el resto de tu cuerpo. Sin el sistema óseo, usted sería una masa inerte de órganos, músculos y piel. Los huesos facilitan el movimiento al servir de puntos de unión para los músculos. Los huesos también protegen los órganos internos de las lesiones cubriéndolos o rodeándolos. Por ejemplo, las costillas protegen los pulmones y el corazón, los huesos de la columna vertebral protegen la médula espinal y los huesos del cráneo protegen el cerebro (véase la figura 6.1.1).

Lee más  ¿Qué inyeccion es buena para desinflamar el nervio ciático?

Anatomía ósea

Los huesos también protegen los órganos del cuerpo. El cráneo protege el cerebro y da forma a la cara. La médula espinal, vía de comunicación entre el cerebro y el cuerpo, está protegida por la columna vertebral. Las costillas forman una jaula que protege el corazón y los pulmones, y la pelvis ayuda a proteger la vejiga, parte de los intestinos y, en las mujeres, los órganos reproductores.

Los huesos están formados por una estructura de una proteína llamada colágeno, con un mineral llamado fosfato de calcio que hace que la estructura sea dura y fuerte. Los huesos almacenan calcio y liberan una parte al torrente sanguíneo cuando lo necesitan otras partes del cuerpo. Las cantidades de algunas vitaminas y minerales que se ingieren, especialmente la vitamina D y el calcio, afectan directamente a la cantidad de calcio que se almacena en los huesos.

En este hueso blando es donde se fabrican la mayoría de las células sanguíneas del cuerpo. La médula ósea contiene células madre, que producen los glóbulos rojos y las plaquetas del cuerpo, y algunos tipos de glóbulos blancos. Los glóbulos rojos transportan el oxígeno a los tejidos del cuerpo, y las plaquetas ayudan a la coagulación de la sangre cuando alguien tiene un corte o una herida. Los glóbulos blancos ayudan al cuerpo a combatir las infecciones.

Función muscular

¿Qué es el hueso? El hueso es un tejido vivo que constituye el esqueleto del cuerpo. Existen tres tipos de tejido óseo, entre los que se encuentran los siguientes:  La dura y fina membrana externa que recubre los huesos se llama periostio. Debajo de la dura capa exterior del periostio hay túneles y canales por los que circulan los vasos sanguíneos y linfáticos para llevar el alimento al hueso. Los músculos, los ligamentos y los tendones pueden unirse al periostio. Los huesos se clasifican por su forma: largos, cortos, planos e irregulares. Hay 206 huesos en el esqueleto humano, sin incluir los dientes y los huesos sesamoideos (pequeños huesos que se encuentran dentro del cartílago): ¿Cuáles son las funciones de los huesos? Los huesos dan forma y soporte al cuerpo, así como protección a algunos órganos. El hueso también sirve como lugar de almacenamiento de minerales y proporciona el medio -la médula- para el desarrollo y almacenamiento de las células sanguíneas.¿Cuáles son los diferentes tipos de células óseas? Los diferentes tipos de células óseas incluyen las siguientes:Las células grasas también se encuentran dentro de la médula ósea.Debido a la complejidad de la función de un hueso, desde proporcionar fuerza y apoyo al cuerpo, hasta servir como un sitio para el desarrollo y almacenamiento de las células sanguíneas, hay muchos trastornos y enfermedades que pueden afectar al hueso.

Lee más  Angulo de 145 grados

5

Los huesos trabajan con los músculos y las articulaciones para mantener nuestro cuerpo unido y favorecer la libertad de movimiento. Esto se denomina sistema musculoesquelético. El esqueleto sostiene y da forma al cuerpo y protege los delicados órganos internos, como el cerebro, el corazón y los pulmones.

Los huesos contienen la mayor parte del suministro de calcio de nuestro cuerpo. El cuerpo construye y descompone constantemente el tejido óseo según sus necesidades. Un hueso sano necesita una dieta equilibrada, ejercicio regular con peso y los niveles adecuados de diversas hormonas. El esqueleto El esqueleto humano está formado por 206 huesos, incluidos los huesos del: Tipos de huesos Hay cuatro tipos diferentes de huesos en el cuerpo humano: Tejido óseo Las diferentes capas del tejido óseo incluyen: Médula ósea La médula ósea es el lugar donde se producen las células sanguíneas. Los tres tipos diferentes de células sanguíneas producidas por la médula ósea incluyen: Células óseas Nuestro cuerpo remodela constantemente su esqueleto construyendo y descomponiendo el tejido óseo según sea necesario. En consecuencia, cada hueso se reconstruye desde cero aproximadamente cada década. Las células óseas que intervienen en este proceso son, entre otras, las siguientes Densidad ósea Son muchos los factores que actúan conjuntamente para garantizar la resistencia y la salud de los huesos. La densidad ósea depende de: Condiciones óseas Algunas condiciones óseas incluyen: Dónde obtener ayuda