Ejercicios para rehabilitar el tendón de aquiles

Inflamación del tendón de Aquiles

Es posible que estos ejercicios aumenten ligeramente los síntomas al principio. Sin embargo, los ejercicios serán más fáciles de realizar. Estos ejercicios pueden tardar unas 12 semanas en notar una gran mejora.

Intente mantenerse en las casillas verde o ámbar. Si se encuentra en la zona roja, puede modificar los ejercicios intentando reducir la cantidad de movimiento durante un ejercicio, el número de repeticiones, reduciendo los pesos, reduciendo la velocidad o aumentando el tiempo de descanso entre series.

Su dolor u otros síntomas deberían volver a la línea de base anterior al ejercicio en los 30 minutos siguientes. No debe sentir un aumento del dolor o de la rigidez que dure más de 60 minutos a la mañana siguiente de los ejercicios.

Para realizar este ejercicio – comience por girar lentamente el tobillo hacia la izquierda y dibuje círculos con el pie según lo permita el dolor. Repítalo durante 20-30 repeticiones. A continuación, gire lentamente el tobillo hacia la derecha y dibuje círculos con el pie, si el dolor se lo permite. Repita la operación durante 20-30 repeticiones.

Levantamiento de pantorrillas Tendinitis de Aquiles

Si ha sufrido una rotura del tendón de Aquiles, entonces sabe lo dolorosa y debilitante que puede ser la lesión. Una rotura del tendón de Aquiles puede impedirle caminar con normalidad y puede limitar su actividad laboral y recreativa normal.

Puede beneficiarse de la fisioterapia (PT) para una rotura del tendón de Aquiles. Los objetivos de la fisioterapia después de una rotura del tendón de Aquiles son restablecer la amplitud de movimiento (ROM) y la fuerza normales de su pie y tobillo y mejorar su movilidad funcional general sin dolor.

Lee más  Vertebras de la columna

Su terapeuta puede utilizar varias modalidades y ejercicios para ayudar a conseguir esos objetivos. Aunque los tratamientos como el calor, el hielo o el masaje pueden ser beneficiosos, los ejercicios deben ser el objetivo principal de la rehabilitación del tendón de Aquiles. ¿Por qué?

El ejercicio hace que las cosas se muevan y, si se hace correctamente, puede devolverle a su movilidad y actividad normales de forma segura. Además, el ejercicio le da el control y puede tener el beneficio a largo plazo de prevenir futuros problemas con su tendón de Aquiles.

Entonces, ¿cómo es un programa de ejercicios de fisioterapia para una rotura del tendón de Aquiles? Los componentes básicos incluyen la mejora gradual de la amplitud de movimiento del pie y el tobillo, y luego la progresión de la fuerza y la movilidad funcional hasta que esté completamente curado.

Protocolo de rehabilitación de la tendinopatía de Aquiles

La tendinitis de Aquiles es una afección que provoca dolor en la parte posterior del tobillo o del talón debido a una inflamación aguda del tendón de Aquiles. Este tendón es una estructura gruesa y fibrosa que conecta los músculos de la pantorrilla (el gastrocnemio y el sóleo) con el hueso del talón (el calcáneo).

Existen dos tipos de tendinitis de Aquiles: la de inserción y la de porción media. La tendinitis de inserción se produce cuando el dolor se localiza en el lugar en el que el tendón de Aquiles se une al talón, mientras que la tendinitis de porción media provoca dolor entre 2 y 6 centímetros por encima de esta zona.

Afortunadamente, la mayoría de los casos de tendinitis del tendón de Aquiles pueden tratarse eficazmente con ejercicios de fisioterapia. En este artículo, revisaremos algunas de las técnicas basadas en la investigación que se utilizan para tratar esta afección.

Lee más  Dedo en resorte rehabilitación

Los músculos tensos de la pantorrilla ejercen una tensión adicional sobre el tendón de Aquiles durante los movimientos diarios y la actividad física intensa. Por ello, los fisioterapeutas recomiendan ejercicios para aumentar o recuperar la flexibilidad de los músculos de la pantorrilla.

Los estudios demuestran que estirar los músculos de la pantorrilla y los tendones que rodean el tobillo puede ayudar a reducir el dolor asociado a la tendinitis de inserción del tendón de Aquiles. También puede ser útil para la tendinitis de porción media, aunque la investigación aún no es concluyente al respecto.

Entrenamiento del tendón de Aquiles

Puede realizar el estiramiento con toalla de inmediato. Cuando el estiramiento con toalla sea demasiado fácil, pruebe el estiramiento de la pantorrilla de pie, el estiramiento del sóleo y la elevación de la pierna. Cuando ya no tengas dolor agudo en la pantorrilla o el tendón, puedes hacer el step-up, la elevación del talón y los ejercicios de equilibrio estático y dinámico.

Siéntate en una superficie dura con una pierna estirada delante de ti. Enrolle una toalla alrededor de los dedos del pie y de la bola del pie y tire de la toalla hacia el cuerpo manteniendo la rodilla recta. Mantén esta posición de 15 a 30 segundos y luego relájate. Repite la operación 3 veces.

De cara a la pared, ponga las manos contra la pared a la altura de los ojos. Mantenga una pierna hacia atrás con el talón en el suelo, y la otra pierna hacia delante. Gire el pie de atrás ligeramente hacia dentro (como si tuviera los pies de paloma) mientras se inclina lentamente hacia la pared hasta que sienta un estiramiento en la parte posterior de la pantorrilla. Mantén la posición durante 15 a 30 segundos. Repite 3 veces y luego cambia la posición de las piernas y repite el ejercicio 3 veces. Haz este ejercicio varias veces al día.

Lee más  Historia clínica ejemplo fisioterapia

Póngase de pie frente a una pared con las manos apoyadas en ella a la altura del pecho. Con ambas rodillas ligeramente flexionadas y un pie hacia atrás, apóyese suavemente en la pared hasta sentir un estiramiento en la parte inferior de la pantorrilla. Incline los dedos del pie trasero ligeramente hacia dentro y mantenga el talón en el suelo. Mantenga esta posición de 15 a 30 segundos. Vuelva a la posición inicial. Repita el ejercicio 3 veces.