Como se elonga el deltoides

Dolor en el deltoides anterior

Los siguientes estiramientos del deltoides están diseñados para mejorar la flexibilidad de los músculos deltoides (figura 1). Antes de comenzar estos ejercicios, debe consultar con su fisioterapeuta la idoneidad de los mismos.

Para empezar, los estiramientos del deltoides deben mantenerse durante 15 segundos y repetirse 4 veces con un estiramiento de leve a moderado sin dolor. En general, debe elegir uno o dos estiramientos del deltoides que le resulten más cómodos y realizarlos de 1 a 3 veces al día. A medida que su flexibilidad mejore, los estiramientos del deltoides pueden progresar aumentando la frecuencia y la duración de los mismos, siempre que estén libres de dolor.

Comience este ejercicio de pie, con la espalda y el cuello rectos. Lleve suavemente el brazo a través del cuerpo utilizando el otro brazo para llevarlo un poco más lejos. Mantenga un estiramiento de leve a moderado sin dolor durante 15 segundos y repita 4 veces en cada brazo.

Comience de pie, con el antebrazo apoyado en la pared y el codo doblado a 90 grados, como se muestra en la figura 3. Gire suavemente su cuerpo en dirección contraria a la pared hasta que sienta un estiramiento de leve a moderado en el pecho y la parte delantera del hombro sin dolor. Mantenga la posición durante 15 segundos y repita 4 veces en cada brazo, siempre que el ejercicio no produzca dolor.

Estiramiento de los deltoides

El dolor se siente como un dolor sordo en su mayor parte, con un aumento del dolor al contraer el músculo o cuando se intenta mover el brazo. La mayoría de las veces el dolor se confunde con una bursitis o una lesión del manguito de los rotadores.

Lee más  ¿Cuál es la mejor vitamina para parálisis facial?

Dislocación. Subluxación. Separación acromioclavicular. Separación esternoclavicular. Síndrome de pinzamiento. Tendinitis del manguito rotador. Bursitis del hombro. Hombro congelado (capsulitis adhesiva). Tensión torácica. Inflamación de la inserción del músculo pectoral.

Este blog de terapia de puntos gatillo está destinado a ser utilizado sólo con fines informativos y no pretende ser utilizado para el diagnóstico o tratamiento médico o para sustituir a un diagnóstico médico y / o tratamiento prestado o prescrito por un médico o profesional de la salud competente. Esta información está concebida como material educativo, pero no debe tomarse como una recomendación para el tratamiento de ninguna persona o paciente en particular. Consulte siempre a su médico si cree que necesita un tratamiento o si se siente mal.

Estiramiento de tríceps

El grupo de músculos deltoides es el principal responsable de alejar el brazo del cuerpo. Mantener estos músculos sueltos y flexibles supone un menor riesgo de dolor y lesiones en el hombro. Para evitar el desequilibrio, haz estiramientos dirigidos a las tres divisiones más grandes de los músculos deltoides: los deltoides anteriores (en la parte delantera de los hombros, justo por encima de los músculos del pecho), los deltoides laterales (a lo largo de la parte superior de los hombros) y los deltoides posteriores (en la parte posterior inferior de las articulaciones de los hombros). Cada una de estas tres divisiones tiene funciones distintas[1].

Resumen del artículoXEl estiramiento de los deltoides es una buena manera de mantener los brazos sueltos y flexibles y de prevenir lesiones en los hombros. Para estirar la parte delantera de los deltoides, relaja los hombros y lleva los brazos a la espalda con las manos juntas. A continuación, extienda lentamente los brazos hacia atrás hasta que sienta el estiramiento. Para estirar los laterales de los músculos deltoides, tire del brazo hacia el lado opuesto y acérquelo al cuerpo con el brazo contrario. A continuación, cambia de brazo. Puedes colocar los brazos detrás de la espalda con los codos doblados hasta que sientas un estiramiento. Haz estos estiramientos durante 15-30 segundos cada uno, 2-3 veces al día. Para saber cómo estirar los deltoides posteriores, lee más de nuestro coautor de Entrenamiento.

Lee más  ¿Cómo entrenar el core en un principiante?

Rehabilitación del deltoide delantero

Estirar los hombros puede sentar bien, sobre todo a quienes pasan largas horas encorvados frente al ordenador. También puede prepararle para caminar con una buena postura. Como ejercicios complementarios, se pueden realizar círculos con los brazos para llevar los hombros a toda su amplitud de movimiento.  También pueden ser beneficiosos los estiramientos en posición sentada para los hombros, la espalda y el cuello.

Los músculos de los hombros pueden estar tensos debido a diversas actividades y deportes. Pero la vida cotidiana, como trabajar en un escritorio o leer, puede llevarle a encorvarse o encorvar los hombros. Por ello, puede utilizar algunos estiramientos para devolver la flexibilidad y la amplitud de movimiento a los músculos de los hombros y restablecer una buena postura.

Este estiramiento de los hombros por detrás de la espalda estirará la parte delantera del hombro y el pecho (los músculos deltoides anterior y pectoral menor). El músculo deltoides anterior trabaja para flexionar el hombro y lo aduce horizontalmente (moviéndolo hacia el centro del pecho). El pectoral menor ayuda a respirar levantando las costillas y protrayendo la escápula. El pectoral mayor aduce y rota medialmente el hombro. El supraespinoso abduce y rota externamente el hombro, alejándolo del centro del pecho.