Clasificacion de los huesos

Huesos cortos

Los 206 huesos que componen el esqueleto del adulto se dividen en cinco categorías según su forma (figura 6.2.1). Al igual que otras relaciones estructura/función en el cuerpo, sus formas y sus funciones están relacionadas de manera que cada forma categórica de hueso tiene una función distinta.

Un hueso largo es aquel que tiene forma cilíndrica, siendo más largo que ancho. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el término describe la forma de un hueso, no su tamaño. Los huesos largos se encuentran en las extremidades superiores (húmero, cúbito, radio) y en las inferiores (fémur, tibia, peroné), así como en las manos (metacarpianos, falanges) y en los pies (metatarsianos, falanges). Los huesos largos funcionan como barras rígidas que se mueven cuando los músculos se contraen.

Un hueso corto es aquel que tiene forma de cubo, siendo aproximadamente igual en longitud, anchura y grosor. Los únicos huesos cortos del esqueleto humano son los carpos de las muñecas y los tarsos de los tobillos. Los huesos cortos proporcionan estabilidad y apoyo, así como cierto movimiento limitado.

El término «hueso plano» es en cierto modo un término erróneo porque, aunque un hueso plano suele ser delgado, también suele ser curvo. Algunos ejemplos son los huesos del cráneo, las escápulas, el esternón y las costillas. Los huesos planos sirven como puntos de unión para los músculos y a menudo protegen los órganos internos.

Clasificación del hueso del esternón

¿Qué es el hueso? El hueso es un tejido vivo que constituye el esqueleto del cuerpo. Existen tres tipos de tejido óseo, entre los que se encuentran los siguientes:  La dura y fina membrana exterior que recubre los huesos se denomina periostio. Debajo de la dura capa exterior del periostio hay túneles y canales por los que circulan los vasos sanguíneos y linfáticos para llevar el alimento al hueso. Los músculos, los ligamentos y los tendones pueden unirse al periostio. Los huesos se clasifican por su forma: largos, cortos, planos e irregulares. Hay 206 huesos en el esqueleto humano, sin incluir los dientes y los huesos sesamoideos (pequeños huesos que se encuentran dentro del cartílago): ¿Cuáles son las funciones de los huesos? Los huesos dan forma y soporte al cuerpo, así como protección a algunos órganos. El hueso también sirve como lugar de almacenamiento de minerales y proporciona el medio -la médula- para el desarrollo y almacenamiento de las células sanguíneas.¿Cuáles son los diferentes tipos de células óseas? Los diferentes tipos de células óseas incluyen las siguientes:Las células grasas también se encuentran dentro de la médula ósea.Debido a la complejidad de la función de un hueso, desde proporcionar fuerza y apoyo al cuerpo, hasta servir como un sitio para el desarrollo y almacenamiento de las células sanguíneas, hay muchos trastornos y enfermedades que pueden afectar al hueso.

Lee más  ¿Cuántos años dura la carrera de Fisioterapia en Bolivia?

Clasificación de los huesos con ejemplos

Cada hueso largo tiene un eje alargado o diáfisis y dos extremos expandidos (epífisis) que son lisos y articulares. El eje suele tener 3 superficies separadas por 3 bordes, una cavidad medular central y un agujero nutritivo dirigido hacia fuera del extremo en crecimiento. Ejemplos de huesos largos típicos son el húmero, el radio, el cúbito, el fémur, la tibia y el peroné, los metacarpianos, los metatarsianos y las falanges

Algunos huesos irregulares contienen grandes espacios de aire revestidos de epitelio. Ejemplos de huesos neumáticos son el maxilar, el esfenoides, el etmoides, etc., que hacen que el cráneo sea ligero, ayudan a la resonancia de la voz y actúan como cámaras de aire acondicionado para el aire inspirado.

Este tipo de huesos se osifican en la membrana (osificación intramembranosa o mesenquimal) y, por tanto, derivan de condensaciones mesenquimales. Ejemplos: huesos de la bóveda del cráneo y huesos faciales.

Este tipo de huesos se osifican en el cartílago (osificación intracartilaginosa o endocondral), por lo que derivan de modelos cartilaginosos realizados. Ejemplos: huesos de las extremidades, columna vertebral y caja torácica.

Clasificación de los huesos ppt

Los huesos trabajan con los músculos y las articulaciones para mantener nuestro cuerpo unido y apoyar la libertad de movimiento. Esto se denomina sistema musculoesquelético. El esqueleto sostiene y da forma al cuerpo y protege los delicados órganos internos, como el cerebro, el corazón y los pulmones.

Los huesos contienen la mayor parte del suministro de calcio de nuestro cuerpo. El cuerpo construye y descompone constantemente el tejido óseo según sus necesidades. Un hueso sano necesita una dieta equilibrada, ejercicio regular con peso y los niveles adecuados de diversas hormonas. El esqueleto El esqueleto humano está formado por 206 huesos, incluidos los huesos del: Tipos de huesos Hay cuatro tipos diferentes de huesos en el cuerpo humano: Tejido óseo Las diferentes capas del tejido óseo incluyen: Médula ósea La médula ósea es el lugar donde se producen las células sanguíneas. Los tres tipos diferentes de células sanguíneas producidas por la médula ósea incluyen: Células óseas Nuestro cuerpo remodela constantemente su esqueleto construyendo y descomponiendo el tejido óseo según sea necesario. En consecuencia, cada hueso se reconstruye desde cero aproximadamente cada década. Las células óseas que intervienen en este proceso son, entre otras, las siguientes Densidad ósea Son muchos los factores que actúan conjuntamente para garantizar la resistencia y la salud de los huesos. La densidad ósea depende de: Condiciones óseas Algunas condiciones óseas incluyen: Dónde obtener ayuda

Lee más  ¿Qué hace una clínica de fisioterapia?