Articulacion de la pierna con el tarso

Tarsal bones deutsch

Fig. 2 | Zoological LettersMorfología externa de la pata de andar y de la pata final. a Vista general de la pata final, desde medial. Barra de escala 500 μm. b Vista general de la pata de andar, desde medial. Obsérvese que sólo la pata de andar presenta una espina accesoria en la garra (asp, compárese e). El recuadro muestra la articulación tarsal dorsalmente incompleta de las patas caminadoras (comparar d-e). Barra de escala 500 μm. c Tarso 2 de la pata definitiva desde el lateral. La punta de flecha indica la articulación tarsal completa. Barra de escala 100 μm. d Último tarso de la pierna 2 desde la parte medial. Los poros de los órganos telopodales (tep) cubren toda la superficie medial. Obsérvense las cuatro sensillas mesotricodea II intercaladas entre los poros de los órganos telopodales (círculos). La punta de flecha indica la articulación completa del tarso (comparar c, d). Barra de escala 100 μm. e Tarsos de la pata de andar por casa 10, desde medial. La punta de flecha indica la articulación incompleta de los tarsos. Las flechas señalan los s. macrotrichodea II que sólo están presentes en la cara ventral del tarso de la pata caminante 1 (compárense las Figs. 5 y 6h). Barra de escala 50 μm. Abreviaturas: asp accessory spine, cl claw, cx coxa, fe femur, pfe prefemur, ta tarsus, tep telopodal gland pores, ti tibia, tr trochanterVolver a la página del artículo

Mnemotecnia de los huesos tarsianos

TarsoLos huesos del pie derecho vistos desde abajo (izquierda) y vistos desde arriba (derecha)7 huesos que constituyen el tarso. A – Calcáneo. B – Talo. C – Cuboide. D – Navicular. E, F, G – Huesos cuneiformesHuesos que constituyen el tarso.

Lee más  Soleo origen e insercion

En el cuerpo humano, el tarso es un conjunto de siete huesos articulares en cada pie situado entre el extremo inferior de la tibia y el peroné de la pierna y el metatarso. Está formado por el mediopié (cuboides, cuneiformes medial, intermedio y lateral, y navicular) y el retropié (astrágalo y calcáneo).

El tarso se articula con los huesos del metatarso, que a su vez se articulan con las falanges proximales de los dedos. La articulación entre la tibia y el peroné por encima y el tarso por debajo se denomina articulación del tobillo propiamente dicha.

El hueso del astrágalo o del tobillo se conecta por arriba con los dos huesos de la parte inferior de la pierna, la tibia y el peroné, para formar la articulación del tobillo o talocrural; por abajo, en la articulación subtalar, con el calcáneo o hueso del talón. Juntos, el astrágalo y el calcáneo forman el retropié[1].

Huesos del carpo

Al igual que el miembro superior, el miembro inferior se divide en tres regiones. El muslo es la parte de la extremidad inferior situada entre la articulación de la cadera y la de la rodilla. La pierna es específicamente la región entre la articulación de la rodilla y la del tobillo. Distal al tobillo se encuentra el pie. La extremidad inferior contiene 30 huesos. Estos son el fémur, la rótula, la tibia, el peroné, los huesos del tarso, los huesos del metatarso y las falanges (ver (Figura)). El fémur es el único hueso del muslo. La rótula es la cabeza de la rodilla y se articula con el fémur distal. La tibia es el hueso más grande, que soporta el peso, situado en la parte medial de la pierna, y el peroné es el hueso delgado de la parte lateral de la pierna. Los huesos del pie se dividen en tres grupos. La parte posterior del pie está formada por un grupo de siete huesos, cada uno de los cuales se conoce como hueso del tarso, mientras que la parte media del pie contiene cinco huesos alargados, cada uno de los cuales es un hueso del metatarso. Los dedos contienen 14 huesos pequeños, cada uno de los cuales es un hueso de la falange del pie.

Lee más  Esguince de tobillo articulo cientifico

El fémur, o hueso del muslo, es el único hueso de la región del muslo ((Figura)). Es el hueso más largo y fuerte del cuerpo, y representa aproximadamente una cuarta parte de la altura total de una persona. El extremo redondeado y proximal es la cabeza del fémur, que se articula con el acetábulo del hueso de la cadera para formar la articulación de ésta. La fóvea capitis es una pequeña hendidura en el lado medial de la cabeza del fémur que sirve de lugar de unión para el ligamento de la cabeza del fémur. Este ligamento abarca el fémur y el acetábulo, pero es débil y proporciona poco apoyo a la articulación de la cadera. Sin embargo, lleva una importante arteria que abastece a la cabeza del fémur.

Huesos del tarso

El tarso (corvejón) está formado por los huesos del tarso y las articulaciones entre el crus y el metatarso.20a Es una articulación compleja, por lo que pueden producirse lesiones muy variadas. Al igual que ocurre con las lesiones del carpo, se han publicado muchos informes descriptivos, pero son escasos los estudios de casos amplios que detallen las afecciones de esta zona. Esto puede reflejar la frecuencia de aparición en centros individuales. Por lo tanto, esta articulación sigue siendo un reto clínico. Este capítulo se centrará en las principales lesiones que afectan al tarso. Las fracturas se abordan mediante técnicas de fijación estándar; se describirán las fracturas peculiares de esta zona y se identificarán los métodos de fijación. Las luxaciones y subluxaciones son condiciones importantes que afectan a las articulaciones, al igual que otras lesiones de los ligamentos y tendones adyacentes o intrínsecos. Se hará un esfuerzo por identificar las principales lesiones de esta zona y detallar su presentación clínica, tratamiento y resultados. Las fracturas de los huesos metatarsianos son muy similares a las que se observan en el metacarpo; véase el capítulo 56 para los detalles del tratamiento.

Lee más  Calcular retroceso sillin mtb